lunes, 8 de septiembre de 2008

ángel

tengo un ángel
colgado
de un hilo
de jade y sedal
con bucles dorados
túnica de arlequín
y nariz de payaso.
Es un pelín grotesco
irreverente y despistado
le acompañan gnomos burlones
que regalan calcetines de goma
para
botar, botar y botar.

2 comentarios:

Pablo Sánchez Herrero dijo...

Lo veo, toda una oda al tecno pop

josepayan dijo...

no se si me estás puteando, señor de los arbolitos, pero la verdad es que algo de pop o algo así debe de tener este poema, yo al menos no me puedo zafar de esas influencias????